ORGANIZACIÓN Y ESTRUCTURA

Algo que una empresa debe realizar desde el primer minuto de vida es organizarse, dotarse de una estructura coherente en la que cada cual sepa “para qué” forma parte de la empresa, cuáles son sus funciones y sus responsabilidades.

Es bastante habitual en las empresas que han comenzado siendo muy pequeñas y, por supuesto, en las que han nacido de uno o varios emprendedores, que la tarea de organizarse no se haya acometido nunca, que aunque se haya crecido y se tenga ya una cierta dimensión, las competencias continúen “mancomunadas” como al principio.

Todo ello únicamente genera problemas ya que, aunque más o menos se sabe quién hace qué, no está claramente definido de quién es la responsabilidad, y hasta que límite, en la toma de decisiones empresariales.

Hay empresas en las que cuando se pregunta por la contabilidad, nadie sabe contestar; eso lo lleva la Asesoría. Sin embargo si, por ejemplo tenemos una inspección tributaria, Hacienda no va a multar a la Asesoría. La empresa, y por supuesto alguien en la empresa, es la responsable de todo lo que ocurre en ella, incluso en el caso de que esa función esté externalizada.

ARCANA Desarrollo de Negocio les ayuda a establecer claramente el cuadro de funciones y responsabilidades de la empresa, su ORGANIGRAMA, de forma que quede perfectamente definido el abanico de funciones y responsabilidades, límites de decisión, etc. de cada área, así como los Órganos de control de la empresa: Comité de Dirección y otros Comités.

MEJORA DE PROCESOS


Los procesos, tanto operativos como administrativos, son algo a lo que las empresas suelen prestar poca atención. Es habitual que los procesos no se hayan estudiado ni definido, se hayan establecido por la costumbre. Aún peor que eso, es que con el paso del tiempo se hayan ido deteriorando poco a poco.

Sin embargo, en una empresa se están realizando procesos durante toda la jornada. Casi todo el trabajo que se desarrolla en una empresa responde directamente a una forma de hacer las cosas, a un proceso, y esto es válido tanto para las tareas operativas como para las administrativas.

El análisis y mejora de los procesos es una fuente casi segura de ahorro. Se están haciendo cosas innecesarias y cosas que pueden,  y deben, hacerse de otra forma.

Además, hay una buena noticia: pequeños cambios en la forma de hacer las cosas generan importantes ahorros de costes.
A modo de ejemplo, en un caso real de un almacén, una inversión que no llegó a 300 € se tradujo en un ahorro anual de 40.000 €.
¿Verdad que parece muy rentable?

    










CONTACTO

Arcana Desarrollo de Negocio S.L.
C/ Cristobal Bordiú, 49
28003 - Madrid

tel.: +34 91 533 01 01

Y también por e-mail ...